sábado, 17 de noviembre de 2012

La Dómina

Desde mi regreso he ido navegando bastante en la red...leyendo ..buscando información..¿por y para qué? Pues sencillamente, porque me enfreto a nuevas formas de relacionarme...Esta, mi blog , al final, es una de ellas (aún sin pretenderlo) ...Otras, leyendo blogs de Dominas, de relaciones Fem Dom, blogs de sumisos..En definitiva, aprendiendo....nadie está excento de este gerundio xd.

Bien, pues en una de esas incursiones encontré cierta información sobre los roles y sus diferencias...Hubo una que me llamo poderosamente la atención y aunque estaba escrito en género masculino (suele haber más artículos de Dominantes que de Dóminas) lo he pasado..intentando mantener la esencia y matizando desde mi punto de vista que sorprendentemente coincide bastante con mi concepto de la D/s.
Paciente para enseñar



"Muchos dominantes inexpertos creen que todo lo que necesitan es simplemente ordenar a su sumiso como decidan. Hay mucho que decir sobre lo que se necesita para ser un buen Dominante.


La Dominación no es dar órdenes aleatoriamente. Un buena Dómina encontrara el modo de que el sumiso encuentre placer en la dominación, es la protectora, maestra y “amante” de su sumiso.


Como protectora, la Dómina debe ser mas fuerte que su sumiso y del resto de la gente que forma parte de la vida de su sumiso, no me refiero a fortaleza física. Estoy hablando del carácter y de la personalidad.


Como maestra, la Dómina debe ser recta y por encima de todo, ecuánime, no puede castigar a su sumiso arbitrariamente, debe tener una razón. Si se extralimita, puede romper la confianza y seguridad que el  sumiso ha depositado en ella. La Domina debe ser respetada por el sumiso El respeto y la confianza deben ser ganada a pulso por la Domina, siendo justa, recta, repartiendo premios y castigos de la forma apropiada. La figura del Dominante no aparece para degradar e inflingir dolor al sumiso, pero si para llevarlo al camino correcto que le lleve a servirle y amarle.

Como “amante”, la Dómina debe ser cariñosa, y en cuando es necesario, severa. Tiene que saber que solo ELLA puede proporcionar placer al sumiso y que no puede ser negligente en este aspecto. La Domina debe, cuando proceda, ser gentil y tierna con el sumiso, apoyarlo. La relación D/s no es solo una demostración de poder, la Dómina se preocupa del bienestar del  sumiso, Si un castigo es necesario para parar una acción nociva para el  sumiso, este procede de la Dómina, por otra parte, una acción correcta por parte del sumiso debe ser recompensada por esta con amor y cuidados"

LadyAdamae

6 comentarios:

  1. Efectivamente visto desde mi punto de vista como sumiso, creo que además de todos loa valores que ha descrito en una Domina, la inteligencia prima siempre sobre todo lo demás.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Lady Adamae, muchas gracias por comentar en el blog de mi Ama, espero poder intercambiar con usted ideas.

    Un saludo y a sus pies,

    Sumiso Servus.

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Usted en que hay futuras Dóminas o primerizas que creen que dominar es sólo ordenar y el sumiso obedecer. Eso es el principio, ya que la Dómina ha de Domar al sumiso y este obedecer todas las órdenes que su Dueña le da. Pero no se queda ahí la cosa; el Ama ha de saber diferenciar entre Doma, castigo, premio y un largo etc.
    Como protectora –efectivamente-, ha de ser más fuerte psicológicamente para poner a efecto esa superioridad como Ama y saber manejar las situaciones que el sumiso como ser humano pueda crear y disgustarla.
    Como maestra es parecido, atiende las necesidades que su esclavo tiene corrigiendo con mayor o menor severidad las faltas graves para que no se vuelvan a repetir.
    El Ama no infunde el miedo con los castigos, sino el respeto por su Dueña que se esfuerza por Domarle de la mejor manera para que su servidumbre sea correcta y el sumiso se encuentre a gusto en la sumisión.
    Como “Amante”, el Ama generalmente “complace” a su esclavo con una serie de favores que este ha de agradecer desde su más profunda sumisión. Es cariñosa pero sin olvidar que su Status está por encima del de su esclavo, castigando con severidad si lo cree necesario los deslices o licencias que se pueda tomar el sumiso aprovechando el premio que su Dueña le otorga.
    Pienso igual que Usted, la Dómina nunca hace nada que perjudica a su esclavo, cuando le castiga lo hace de una forma justa y equitativa a la falta cometida, indicando dónde ha fallado para que esa falta no vuelva a repetirse. Pero no olvida que le cuida como propiedad suya que es cuando se lo merece.
    Hablando de los castigos que aplica el Ama, permítame que sin ningún ánimo ajeno a la Dominación Femenina ponga el título de un par de entradas mías de mi blog que llevan como título “Sadomasoquismo y Dominación Femenina ”, marcando la diferencia entre lo instintivo del Sadomasoquismo y que nada tienen que ver con la servidumbre al Ama, más que con el placer por el dolor “gratuito”, y las disciplinas de la Dominación Femenina, que nacen de la necesidad de estar arrodillado ante la Dueña que con su poder nos Doma y hace completos.
    Y el otro título es “El Castigo y la Disciplina, ¿es lo mismo?”.
    El segundo video de “Sadomasoquismo y Dominación Femenina” vale de ejemplo de cómo el Ama disciplina, Doma y también castiga al sumiso.
    Por favor, perdóneme por extenderme tanto, pero dice cosas que como sumiso me parecen muy interesantes. De nuevo mil gracias.

    ResponderEliminar